El bautismo

¿Qué es el bautismo? ¿Qué tiene que ver conmigo?

¿Prefieres aprender en persona?

Organiza una
cita con nosotros

marvin

Marvin 27, Fráncfort

«El bautismo me dio la oportunidad de dejar a un lado mi viejo yo, superficial y egocéntrico, y de volver a los valores que me conducen a la verdadera felicidad. El bautismo fue mi declaración consciente de vivir según los valores de la Iglesia, de seguir a Cristo y de querer parecerme a Él.»

marvin

Marvin 27, Fráncfort

«El bautismo me dio la oportunidad de dejar a un lado mi viejo yo, superficial y egocéntrico, y de volver a los valores que me conducen a la verdadera felicidad. El bautismo fue mi declaración consciente de vivir según los valores de la Iglesia, de seguir a Cristo y de querer parecerme a Él.»

El bautismo, nuestro primer convenio

El bautismo es nuestro primer pacto, o promesa, entre nosotros y Dios. Cuando nos bautizamos, prometemos que estamos dispuestos a seguir a Dios y el ejemplo de su Hijo, Jesucristo.

Dios promete que nos bendecirá. Prometemos que le obedeceremos. Dios establece las condiciones de los convenios del Evangelio y nosotros sólo podemos aceptarlos o rechazarlos. Cuando cumplimos con nuestros convenios, recibimos bendiciones en esta vida y obtenemos la exaltación en la vida venidera.

¿Qué es exactamente el bautismo?

El origen de la palabra «bautismo» en griego, «baptizo», hace referencia a la inmersión. Los primeros cristianos practicaban el bautismo o inmersión en agua como signo de aceptación de las enseñanzas del Salvador, remisión de los pecados y adhesión a Su Iglesia.

Hoy en día, el bautismo sigue teniendo el mismo significado. Si alguien quiere recibir esta «ordenanza» y participar en esta ceremonia religiosa, debe entrar en el agua con un representante autorizado por Jesucristo.

A continuación, la persona autorizada sumerge al candidato en el agua y lo vuelve a sacar. Todo esto se hace para que uno pueda realizar eun convenio con Dios, por lo que, siempre y cuando uno viva de acuerdo con los mandamientos, puede tener la companía del Espíritu Santo , y recibir el perdón de los pecados. Es un símbolo de la muerte y la sepultura de la vida antigua y el posterior renacimiento a una vida nueva siguiendo a Cristo.

Todo esto no significa que después no cometeremos errores, sino sólo que haremos todo lo posible por mantenernos fieles a las promesas hechas con Dios.

Si permanecemos fieles a este pacto, obtendremos bendiciones, como la compañía constante del Espíritu Santo, la remisión de los pecados y el privilegio de nacer de nuevo espiritualmente.

Más información sobre el bautismo

¿Por qué es importante el bautismo?

1

Perdón de los pecados

El bautismo es sólo el primer pacto que hacemos aquí en esta tierra. El bautismo es un nuevo comienzo en la vida. Estamos limpios de nuestros pecados.

(Moroni 8:25)

2

Es un mandamiento

Jesús dijo que hay que nacer del agua y del Espíritu.

(Juan 3:3-5)

3

Es necesario para la salvación

Si nos bautizamos y permanecemos fieles a nuestra promesa, podemos recibir bendiciones en esta vida y un día volver a vivir en la presencia de Dios por la eternidad.

(2 Nefi 2:19)

«Por lo que, si habéis procurado hacer lo malo en los días de vuestra probación, entonces os halláis impuros ante el tribunal de Dios; y ninguna cosa impura puede morar con Dios….»

– 1 Nefi 10:21, El Libro de Mormon

Incluso Jesús, que nunca había pecado, se bautizó para mostrar obediencia a Dios y darnos ejemplo. Si queremos seguir a Dios, debemos ser bautizados por inmersión con la autoridad adecuada. Es un mandamiento que encierra mucha alegría y paz.

«Ahora bien, si el Cordero de Dios, que es santo, tiene necesidad de ser bautizado en el agua para cumplir con toda justicia, ¡cuánto mayor es, entonces, la necesidad que tenemos nosotros, siendo impuros, de ser bautizados, sí, en el agua!» (2 Nefi 31:5, El Libro de Mormon)

Bautizar a la manera del Salvador

Jesús vivió una vida perfecta para mostrarnos el camino de vuelta a nuestro Padre celestial. Aunque nunca pecó, Jesús se hizo bautizar. Con ello quería demostrar que obedecía a Dios y que el bautismo es un requisito que todos deben cumplir.

Como somos imperfectos e impuros, necesitamos el bautismo para purificarnos.

3 Nefi 11:28 explica, «Y de acuerdo con lo que os he mandado, así bautizaréis; y no habrá disputas entre vosotros, como hasta ahora ha habido; ni habrá disputas entre vosotros concernientes a los puntos de mi doctrina, como hasta aquí las ha habido.»

El propio Salvador ha dicho que no todo el mundo puede realizar un bautismo como desea. Así como Jesucristo fue bautizado por Juan el Bautista en un río, también nosotros somos bautizados por inmersión por un representante autorizado para que sea válido ante el Señor.

john baptizes jesus river jordan 1 scaled
sita2 e1656516391693

Sita 16, Coburgo

«El bautismo es una promesa de que uno pertenece al Padre Celestial por toda la eternidad y camina junto a Él. Así es conmigo. Y para mí es muy importante poder tener siempre al Espíritu Santo conmigo, porque me hace sentir segura y apoyada. Sé que siempre está conmigo. A través del bautismo, vuelves al camino del Padre Celestial.»

sita2 e1656516391693

Sita 16, Coburgo

«El bautismo es una promesa de que uno pertenece al Padre Celestial por toda la eternidad y camina junto a Él. Así es conmigo. Y para mí es muy importante poder tener siempre al Espíritu Santo conmigo, porque me hace sentir segura y apoyada. Sé que siempre está conmigo. A través del bautismo, vuelves al camino del Padre Celestial.»

¿Tienes alguna pregunta sobre el bautismo?